sábado, 31 de enero de 2015

Capitulo 24

-¿Por que Pedro? ¿Por que te comportas así? -aprieto mis manos en fuertes puños-
-Eso no es asunto tuyo
-Vos me queres
-¿Que?-la miro fijamente en shock-
-Lo que escuchaste, vos me queres pero no tenes el ego bien puesto para decírmelo, ni siquiera sos lo suficientemente valiente para admitirlo aunque sabes que ese sentimiento esta ahí, en alguna parte de tu roto corazón.
-Esas son idioteces, yo no siento nada por nadie
-¿Estas seguro?-me mira burlonamente-
-No tengo porque darte explicaciones Paula-digo entre dientes-
-Yo creo que si me tenes que dar explicaciones-mira hacia un costado- el tiempo corre Pedro, y yo estoy cada vez mas lejos de vos por mas que pienses lo contrario-se aleja cada vez mas-
-¡Esperá Paula! ¿a donde vas?


Pero ella no me responde, se aleja cada vez mas y mas, trato de alcanzarla pero es imposible, grito su nombre una vez mas pero... desaparece.


Abro los ojos y compruebo que estoy en mi habitación, me agarro el puente de la nariz, otra vez el maldito sueño de nuevo, hace ya varios días que no lo tenia y pensé que todo volvia a estar en orden de nuevo, pero me equivoque.



Porque había sido tu mi compañera, porque ya no eres nada y ahora todo esta de mas...


Me quedo sentado en la cama con la espalda apoyada en la cabecera de la cama, cierro los ojos y dejo que todos mis mas profundos pensamientos o... sentimientos salgan a la luz. <La queres Pedro, siempre la quisiste> no, no, no

<Estas herido porque cuando albergaste la posibilidad de volver a sentir la viste con otro> <Vos le pagaste de la misma forma solo por puro resentimiento> <¿Que hubiera pasado si te quedabas un poco mas a ver que pasaba después de ese beso en vez de salir corriendo cual nene que ve algo que lo asusta? Me quedo pensando en eso y rápidamente niego con la cabeza, si no hubiera querido que eso pase directamente lo hubiera evitado por todos los medios y no fue así según recuerdo. 


Si no te supe amar no fue por ti, no creo en el amor y no es por mí.



Es irónico pensar que dos las personas que mas quise hoy ni siquiera están a mi lado, ¿era eso lo que me tocaba? ¿ese era mi destino? Mi papa se fue, lo perdí hace ya muchos años y...Paula... la perdí sin siquiera haberla tenido nunca, golpeo mis muslos con fuerza, ni siquiera tuve una oportunidad porque eligió a otro, yo pensaba que me quería y eso fue lo que mas dolió al darme cuenta que finalmente no era así. Después empece a odiarla y con eso fui encerrando todo lo que sentía, en estos últimos años me funciono, realmente si, pero ahora ¿que es realmente lo que no funcionaba? me vuelvo loco cada vez que la veo hablando con el idiota de Fernandez o su nuevo amigo Valentino...Valentin, me da ganas de romper sus bonitas caras de "yo no fui" después esta Santiago, pero ya voy a tratar con el, y el maldito se hace llamar mi amigo. 


Deje el orgullo atrás por un instante, me prepare a estar solo una vez mas.

¿Que es exactamente lo que quiero con Paula? no lo se, !mierda! no se ni que pensar, decir o sentir, la odio, pero hay algo que me esta acercando a ella, hay algo que me pide que no lo haga y otro que siga adelante, que ella es lo que necesito. Me froto la cara con las manos y miro el reloj, las ocho y media, revoleo los ojos sabiendo que ahí se fue mi primer horario de cursada. Maldita sea Paula Chaves y mis estúpidos pensamientos.


-Buen día Pedrito ¿hoy no tenias que ir a la facultad?

-Buen día Cris-le doy un beso en la mejilla- me quedé dormido-mentí descaradamente
-¿Queres tu desayuno?
-¿Son panqueques con dulce de leche y tu super café con crema?-asiente sonriente- Entonces si quiero-sonrío-
-Siempre igual vos eh
-Ni puedo resistirme a eso-me encojo de hombros-
-¿Te lo llevo a la mesa o a tu habitación? ¿O preferís comerlo acá?
-¿Mi mama esta en el comedor,no?
-Si-Hace una mueca de disgusto- Esta con tu hermana.
-¿Sofi sigue acá?-el reloj marca las 8:30, se supone que ya tiene que estar en el jardín, suspiro- llevámelo a lo mesa por favor-Me encamino hacia el comedor-

-Bueno bueno, parece que todos nos hemos dormido hoy

-Se supone que Sofia tiene que estar en el jardín- digo bajo y entre dientes-
-Me desperté hace 10 minutos, anoche volví muy tarde y no me iba a levantar mas temprano para llevar a esa nena al jardín.
-¡Es tu hija por el amor de Dios!-Golpeo la mesa con fuerza, Sofi se gira a verme- había un bichito- asiente y vuelve a mirar la televisión-
-No me interesa-golpea sus manos en la mesa y se levanta-  ahora tengo que irme, así que,ya que estas acá, hacete cargo de ella
-Tengo que ir a la universidad-digo-
-No me importa Pedro-me mira- ya que tanto amas a esa mocosa hacete cargo de ella-Agarra su cartera y sale de mi vista, hija de p...-
-Tranquilo Pedro, esa bruja no se merece tener a dos soles por hijos como son ustedes.
-A mi no me importa-miro a mi hermana- es ella quien me preocupa
-Es una hermosa nena, demasiado buena para los padres que le tocaron-asiento en confirmación-
-¿Que estas mirando Sofi?
-¡Ay Pedro! ¿no conoces a Mickey?
-Si, lo conozco, pero quería ver si vos sabias-acaricio su cabecita-
-Es mi dibu favorito
-Ya veo-respondo mientras tomo un sorbo de mi café-


Recién son las diez de la mañana y yo no se que hacer, Sofi fue a jugar a su cuarto y yo hago zapping en la tele del living, noticiero, programas de cocina, de chusmerio como le digo yo, canal de deporte ¡y si! están dando una nota sobre River, el club de mis amores y del cual mi papá me hizo hincha, me lo quedo mirando.



-Pedro, tengo hambre-dice Sofi a mi lado-

-¿Ya?-miro la hora, las doce del medio día-¿Que queres comer?
-Mac-dice sonriendo-
-Entonces al Mac Donals se ha dicho-apago la tele, busco mis llaves, mi billetera y salimos tras decirle a Cristina que nos vamos-


Una vez en el Mac y después de retirar nuestro pedido, doble cuarto de libra para mi y una cajita feliz para Sofi, nos sentamos.


-¿Quien es el muñeco que elegiste?

-El novio de Rapuncel en la peli enredados
-Pero Rapuncel es una princesa y ese no tiene pinta de príncipe
-Pero el es bueno, la rescató de la torre de la bruja mala, eso es lo que hacen los príncipes con sus novias, dejan todo para ir con ella.
-¿Y vos como sabes eso?
-Por que mi novio Thiago lo hizo por mi, Celeste quería que sea su novio pero me eligió a mi-me atrangánte con la hamburguesa-
-¿Que dijiste? Vos no podes tener novio, sos chiquita
-Yo soy grande-se agarra sus coditos haciendo puchero enojada-
-Sos chiquita
-Soy grande
-Chiquita
-Graandee
-Esta bien, sos grande
-Si-grita aplaudiendo- y vos también sos grande, ¿cuando vas a encontrar a tu princesa?
-Yo había encontrado a mi princesa, pero la perdí-bajo la mirada a la mesa mientras frunzo el seño, Sofi se baja de su silla y me pide upa, la siento arriba mio-
-La podes encontrar-me agarra la cara con sus manitos- los príncipes siempre encuentran a sus princesas, porque ellos tienen que estar juntos para siempre, como en las películas ¿mira si tu princesa todavía esta esperando a que la busques?-dice con su cara llena de sorpresa- ¡Buscala Pedro! yo te voy a ayudar a buscarla-dice aplaudiendo contenta-
-¿Que? no Sofi
-¿Por que no? va a ser divertido ir a buscar a Paula.


- Si no alcance a entender y te perdí...

-¿Por que a Paula?
-Porque ella es tu princesa perdida-Se baja y vuelve a su silla a comer sus papas fritas.


Me quedo en shock por sus palabras ¿realmente acaba de decirme eso una nena de cuatro años? mierda, estoy pensando quien es el hermano mayor en estos momentos.



*Y por mas que Pedro no se haya dado cuenta del todo, esa nena de cuatro años, estaba diciéndole su mismisima realidad.






Continuara...




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada